ELSA Y SU BALLET
(El documental)

"A través de mi recorrido en el Ballet compruebo que he ido concibiendo mi trabajo hacia dos partes: una es la danza, la otra es la vida. Siempre he intentado que mis compañeras, así llamo a mis alumnas, se sientan bien en ambos sitios. Quizás sea una utopía pero deseo que ellas sepan vivir en la vida y ser artistas en el escenario. Creo que cuando uno sigue este camino se adquiere una inteligencia del juego corporal / actoral / musical que permite desarrollar su imaginario y expresarlo de una forma nueva a como antes podía haberlo hecho. Todo esto es un acto creador, se tenga la edad que se tenga".

El documental Elsa y su Ballet realizado por el cineasta Darío Doria, se estrenó en el año 2011 en el Festival Internacional de Cine celebrado en la ciudad de Mar del Plata. Allí recibió una calurosa aceptación por parte del público asistente quien dialogó con el director y las bailarinas que concurrieron al festival. La crítica periodística fue muy buena. Durante el mes de diciembre de 2012 se exhibió en el cine Gaumont de la Ciudad de Buenos Aires, contando con numerosa concurrencia y muy buena crítica en los medios.

Elina Adduci Spina, periodista de la Revista Cine Documental dijo: "Entonces ¿no podríamos decir que en el Ballet 40/90 se conjugan todos aquellos rasgos pertinentes propios del trabajo profesional y aficionado? Si bien el sentido común podría sostener que en realidad se trata de una compañía de aficionadas porque sus integrantes no poseen ni experiencia previa ni un gran dominio técnico, la película muestra cómo la participación dentro de este proyecto implica un ingreso al mundo profesional. Porque de alguna manera el film redefine el concepto de profesionalismo de manera tal que, lejos de tener que ver con un resultado técnico o económico, se caracteriza por la ética de un proceso de trabajo responsable y pasional que funciona como prioridad en la vida de sus agentes. En consonancia Elsa y su ballet es eso: el registro de ese proceso más allá de cualquier tipo de resultado; no por nada finaliza cuando en el mundo diegético se abre el telón de la función".